Policía de Brownsville: arrestos por DWI en aumento

Policía de Brownsville: arrestos por DWI en aumento

Policía de Brownsville: arrestos por DWI en aumento

Policia de Brownsville arrestos por DWI en aumento
El Departamento de Policía de Brownsville el 21 de enero de 2022, en Brownsville. (Miguel Roberts/El Heraldo de Brownsville)

Más personas conducen bajo la influencia en Brownsville y es por eso que la ciudad está experimentando un aumento en los arrestos por DWI, dice la policía.

En las últimas semanas, los oficiales de policía de Brownsville han estado arrestando a personas sorprendidas conduciendo en estado de ebriedad y algunos de los arrestados son infractores reincidentes de DWI, dijo el investigador Martin Sandoval, portavoz del Departamento de Policía de Brownsville.

“Es (conducir ebrio) es un problema aquí en Brownsville. Sé que mucha gente ha dicho: ‘Oh, eso no es gran cosa, no es un problema aquí’. Bueno, lo es. Es un problema serio aquí en la ciudad de Brownsville que realmente pone en riesgo a todos nuestros ciudadanos y la comunidad”, dijo Sandoval.

Read:  Sospechoso arrestado en caso de hombre encontrado muerto en vehículo en llamas

Hubo 269 arrestos por DWI en Brownsville en 2021. Se realizaron 54 arrestos por DWI en los primeros tres meses de 2021. En enero de 2022, según las últimas cifras disponibles, se realizaron 13 arrestos por DWI.

Una madre de Brownsville el 8 de febrero de 2022 declarado culpable a un cargo de homicidio por intoxicación. Admitió haber conducido ebria y haber matado a su hijo adolescente en el proceso. La mujer condujo su vehículo a 55 mph en un área de 30 mph donde perdió el control y chocó contra un árbol. Su hijo iba de pasajero en el vehículo. Tenía una concentración de alcohol de al menos 0,08 en su cuerpo en el momento del accidente. Fue sentenciada a 10 años en una prisión estatal.

En 2021 en todo el estado, hubo 181,094 arrestos por DWI y de ese número, 9,746 fueron desestimados, según un informe del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

Sandoval dijo que muchos de los arrestos son realizados por oficiales que trabajan los fines de semana, que es cuando a la gente le gusta salir y divertirse.

“Los fines de semana son los momentos perfectos para los DWI. Siempre ha habido arrestos por DWI, pero en realidad nunca se ha hecho público”, dijo Sandoval.

La razón por la que el Departamento de Policía de Brownsville le informa al público sobre los arrestos por DWI es porque se ha convertido en un problema y el departamento de policía lo está tratando lo mejor que puede.

“Necesitamos la ayuda de todos; necesitamos ayuda de la comunidad. Si ves a alguien que está intoxicado, no le des las llaves, llévalo… muchos de estos negocios si ves que alguien ya está intoxicado, llámalo Uber o algo así”, dijo Sandoval.

“El mayor temor que todos tenemos es que estas personas salgan y causen un accidente grave que le cueste la vida a alguien y eso es lo que tenemos que pensar”, dijo.

Atrás quedaron los días en que las personas arrestadas por DWI eran en su mayoría hombres mayores. Los detenidos son hombres y mujeres jóvenes y mayores. “No existe tal cosa como ciertos grupos de edad, cierta etnia, cierto género, no hay nada, está en todas partes”, dijo Sandoval.

Ser arrestado por un DWI es costoso. Un arresto por una primera ofensa tiene un promedio de entre $15,000 y $18,000, lo que incluye honorarios de abogados, honorarios de la corte, multas y sacar su vehículo del depósito.

“Un viaje en taxi de $20 versus una factura de $15,000… Yo creo que la gente sabrá que pagaré $20 ahora mismo para dejar de pagar esos $15,000”, dijo Sandoval.

“Creo que muchas de estas personas simplemente eligen no prestar atención” a lo costoso que es ser arrestado por DWI, dijo Sandoval. Cuando era oficial de patrulla y arrestaba a personas por DWI, su mentalidad era, “bueno, ‘uno de tantos que he hecho'”. Arrestó entre 85 y 100 personas al año por un cargo de DWI.

Sandoval dijo que solo se necesita un DWI para causar un accidente y matar a alguien.

“(DWI) es un gran problema y entiendo el problema. Es solo cuando la gente dice ‘oh, no estoy lastimando a nadie, oh, no es un problema’. La gente no llega a ver la carnicería que hacen los DWI. Hacemos como policías, algo que se pudo haber evitado, dicen ‘no yo voy a manejar’”, dijo Sandoval.