Los adolescentes se declaran no culpables de matar a un hombre de McAllen de 53 años durante presuntos robos

Los adolescentes se declaran no culpables de matar a un hombre de McAllen de 53 años durante presuntos robos

Los adolescentes se declaran no culpables de matar a un hombre de McAllen de 53 años durante presuntos robos

Los adolescentes se declaran no culpables de matar a un
Carlos Macías, Amador Sandoval IV, Sandra Morales
¿Solo tienes un minuto? Escucha en su lugar

Tres adolescentes se declararon inocentes el lunes por la tarde de los cargos de asesinato por la muerte a tiros de un hombre de 53 años a fines de enero que ocurrió mientras supuestamente cometían robos.

Carlos Macias, residente de Mission de 18 años, Amador Sandoval IV, residente de McAllen de 17 años, y Sandra Morales, residente de McAllen de 18 años, están acusados ​​de asesinato por la muerte de Rosendo, residente de McAllen. Benítez, quien recibió varios disparos, según declaraciones juradas de causa probable.

Read:  La reacción violenta apunta a la cafetería de McAllen confundida con un negocio de San Antonio acusado de comentarios insensibles de Uvalde

Un gran jurado del condado de Hidalgo acusó al trío el 19 de abril.

Morales también enfrenta cinco cargos de robo y un menor también fue acusado de asesinato en el caso. La policía no ha revelado la identidad del menor y los registros relacionados con denuncias de delitos contra menores no están disponibles públicamente.

El tiroteo ocurrió en la cuadra 1600 de North 29th Street alrededor de las 11 p. m. del 27 de enero.

La policía primero arrestó a Macías, quien fue acusado de robar el vehículo sospechoso, un Ford Fusion 2018, e implicó a Morales y al menor, según la policía.

“Más tarde, los detectives localizaron a Sandra y a dos hombres”, decía la declaración jurada.

Los investigadores dicen que todos los sospechosos se implicaron en el asesinato.

“Sandra proporcionó detalles sobre el asesinato que solo (habría) conocido alguien que estuvo directamente involucrado en el caso”, dice la declaración jurada.

Según los investigadores, Amador afirmó que estaban tratando de cometer robos cuando ocurrió el asesinato, y la extracción de un teléfono celular y un video de vigilancia corroboraron su historia.

Los tres permanecen encarcelados en el Centro de Detención de Adultos del Condado de Hidalgo, con Macías detenido con una fianza de $770,000; Sandoval por $255,000 en bonos; y Morales con una fianza de $250,000.